Virtual Private Network (VPN)

Desde que Snowden hizo sus revelaciones sobre la seguridad en la red hubo en todo el mundo una carrera para proteger la privacidad y evadir el espionaje. Hay dos maneras básicas de navegar en internet con seguridad y anonimato: mediante la red TOR o mendiante una VPN. Dejando de un lado a TOR, que asegura una navegación completamente anónima y protegida, pero lenta, y bloqueada por algunos sitios, queda explorar la VPN.

La VPN, una vez activada en todo el sistema o en el navegador, encripta la información que enviamos y cambia el ip, canalizando nuestra actividad hacia servidores fuera de nuestro país. Gracias a la VPN nuestra “traza” es ofuscada y aparecemos como si estuvieramos navegando desde otra locación. Esto tiene múltiples beneficios: por ejemplo, nos “desbloquea” los límites regionales o del ISP para acceder a algunos sitios.

Generalmente las VPN son servicios de paga: hay que suscribirse y pagar una cuota mensual (como Netflix), aunque no es cara. Pero hay también servicios gratuitos, algunos buenos, otros menos buenos, y otros más, malos.

Hice una pequeña investigación sobre la calidad y las posibilidades de estas VPN gratuitas. Lo que buscaba era:

1 – que aseguraran realmente el anonimato (ocultación de IP y DNS, ningún rastro personal)

2 – que no bajaran excesivamente la velocidad de navegación y ancho de banda disponible

3 – que no tuviera un límite “capado” de uso demasiado bajo (mejor: ningún límite)

4 – que tuvieran una variedad de servidores, algunos de ellos preferiblemente en USA (la ubicación geográfica mejor para los servers VPN es cerca del país donde uno vive. Para México, es mejor que estén en USA o Canada).

5 – que fueran fáciles de instalar y mantener

6 – que fueran realmente gratuitos, sin “free trial” o cláusulas tramposas

No probé muchas, pero las VPN que me parece viables son:

1 – Windscribe.  Pro: gran velocidad, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox. Contra: tiene un “capado” de 10GB por mes, que se agotan en unas dos semanas de navegación continua relativamente normal. En suma, muy bueno, pero para usarse con moderación y prácticamente sólo cuando sea realmente necesario.

2 – HotspotShield.  Pro: veloz, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, ningún límite de datos, no necesita suscripción.  Contra: tiene algunos bugs, y tiene publicidad.

3 – Betternet.  Pro: relativamente veloz, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, ningún límite de datos, no necesita suscripción. Contra: tiene publicidad (pero es poca y se puede bloquear con un adblocker)

4 – Hoxx VPN.  Pro: gran velocidad, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, generoso límite de datos, sin publicidad. Contra: hay que cambiar manualmente los DNS (a Google o OpenDNS) porque no tiene. Además tiene un límite diario de 1,5GB de tráfico, es decir, no conviene usarlo para descargas, aunque se puede usar diariamente para navegar ya que el límite es alto. Sus servers tienden a saturarse en horas pico.

5 – SetupVPN.  Similar a Hoxx VPN. Su sede principal es en Bulgaria. Pro: buena velocidad, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, ningún límite de datos. Contra: “olvida” el usuario y la password, y siempre la pide para iniciar.

6 – Browsec VPN. Su sede principal es en Rusia. Pro:  gran velocidad, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, sin límites de datos, sin publicidad y no necesita suscripción. Contra: en Firefox no tiene opciones para seleccionar el server, lo establece automáticamente (es Estados Unidos por defecto, para México). Tiene una política de privacidad vaga y dudosa, así que probablemente no conviene para visitar sitios particularmente “sensibles”. Además se activa automáticamente al abrir FF, lo cual no es conveniente.

Seguiré explorando. Por el momento, estas son las opciones recomendables. Actualmente estoy usando más Hoxx VPN.

Como observación adicional: el uso de la VPN, si esta es buena, puede incluso acelerar la internet, en lugar de ralentizarla. Hice unas mediciones con una de estas VPN gratuitas, y efectivamente una de ellas presenta velocidades superiores a las que se obtienen con la configuración estándar del ISP. Esto puede ser ocasionado por dos motivos: la menor congestión de los servers VPN, o la eliminación del “capado” que algunos ISPs ponen a las actividades en red (o ambas cosas). Aunque cuesta creerlo (así de maligno es el capitalismo) los proveedores de servicios de internet (ISPs) monitorean el tráfico de los usuario y “ralentizan” sus actividades que no les convienen, como las descargas y el streaming. Para hacer esto usan programas de monitoreo, que pueden ser engañados si la información pasa de forma encriptada, volviendose así indecifrable.

Las velocidades de navegación pueden variar entre las diversas VPN. Las dos más rápidas que medí, por el momento, son Hoxx y Windscribe. La primera -con wifi- tiene una velocidad de descarga cercana a la máxima contratada con el ISP: 47.54MB (sobre 50MB), mientras que la segunda alcanza 26.36. Las velocidades de subida varían poco. Aunque no hice mediciones, también Browsec es rápida.

Para evadir las limitaciones de tráfico (diario o mensual) en algunas VPN gratuitas, se puede instalar más de una y alternar: cuando una esté cerca de alcanzar su límite o ya lo hubiera alcanzado, se puede pasar a la otra VPN. Total, si no están activas, no consumen recursos.

———update 11/2017:

Ultimamente ya uso solamente Hoxx, es el más conveniente. No estoy seguro de que colecte datos, lo que me interesa es que oculte el IP, desbloquee sitios y acelere la bajada o subida de archivos, y esto lo hace bien.  Quiero destacar que no tengo ninguna relación con este o ningún otro servicio de VPN. Sólo soy un usuario común y corriente y quiero compartir aquí mi experiencia. Aclaro esto porque me llegó un mensaje de un tipo que descalificaba esta entrada y me acusaba (!¡) de tener una relación comercial con Hoxx VPN, lo cual sólo me dio risas.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Libertad y privacidad en la red global

Solo un par de reflexiones sobre el sentido de la comunicación a través de la red global. Yo creo que este es uno -no el único- de los nuevos modos de comunicar del ser humano. Es un paso adelante grandioso en la historia de la humanidad. Tenemos que aprovecharlo al máximo, liberando el potencial de lo que se ha llamado una “inteligencia colectiva”. Es decir, comunicándose instantáneamente en esta forma, la humanidad se vuelve gradualmente un solo ser colectivo, por lo menos en algunos aspectos como el conocimiento y la elaboración de ideas.

Aun recuerdo en el lejano 1993 cuando, por primera vez, me conecté a internet. Fue desde una Universidad, con el navegador Mosaic. Cuando me di cuenta que se había establecido la conexión sentí un escalofrío, un nudo en la garganta: la conexión con la humanidad había comenzado. Entendí de inmediato la importancia histórica de esta conexión. Rápidamente me volví adicto a la Internet, la vi crecer, transformarse, volverse un nuevo modo de conectarse entre los seres humanos.

Bien, y ¿qué se deriva de todo esto? ¡Que la Internet tiene que ser libre, accessible a todos, sin restricciones! Restringir la Internet por razones comerciales o políticas es un auténtico disparate, una estupidez y, además, un crimen contra la humanidad, ya que le impide o retrasa su ascenso hacia esa inteligencia colectiva que representa una escalada evolutiva de nuestra especie.

Estoy en contra de las restricciones, cualquiera. No se pueden poner trabas al libre movimiento de ideas, información, pláticas, entretenimiento, comunicación y asociación virtual.  Es inmoral. Asimismo, estoy en contra de la negación de la privacidad. Tenemos derecho a navegar privadamente, sin ser espiados.

internet-libre

Lamentablemente sí existen una serie de trabas que nos ponen para movernos librementee en la red y que afectan nuestra privacidad. Asuntos de copyright, de privacy, de seguridad nacional, de represión de crímenes supuestos o reales (tráfico de armas o drogas, pedofilia) llevan diversos organismos gubernamentales o internacionales a reglamentar, restringir y espiar. En algunos casos puede que sea justificado hacer esto, en la mayoría claramente no. Especialmente odiosas son las restricciones de copyright y la censura de las ideas y opiniones no conformes.

Por ello debemos luchar para contrarrestar estas trabas, protestando y adoptando prácticas sanas para mantener libre nuestra navegación en la red.

Hay que aprender a navegar de manera privada, dejando pocos rastros y destrabando las restricciones a la navegación. En una versión “light” podemos usar seudónimos, emails ficticios, adblockers y navegadores “libres” y amigables como Firefox. Deshabilitar WebRTC y la cookies, usar un VPN. Corriendo el navegador sobre sistemas operativos libres, como Linux, es aun mejor. En una versión “hard”, entrar a la red a través de TOR, ocultando todo rastro de movimiento. Mejor aun en conexiones públicas como los centros comerciales.

Aquí hay unas reglas que se pueden seguir: http://security.stackexchange.com/questions/43369/best-practices-for-tor-use-in-light-of-released-nsa-slides

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Complementos de Firefox para navegar mejor y más rápido

No es misterio que el navegador más versátil de todos es Firefox. Es también uno de los más comprometidos con la privacidad del usuario, y por ello es usado como base para TOR Browser, el rey de los navegadores que cuidan la privacidad.

Para mí, Firefox sigue siendo la opción principal para navegar en internet. Cuando quiero agregar aun más privacidad me paso a TOR Browser, pero éste es -por obvias razones- bastante más lento. Chrome es un buen navegador, un poco más rápido que Firefox, pero siendo de google no se puede confiar mucho en el respeto de la privacidad. Ya escribí sobre un derivativo de Chrome, Slimjet, que es bastante bueno y además aun corre en máquinas i386 (Chrome ya no). Otra opción más que vale la pena probar es Opera Developer, tiene incorporado un VPN (Virtual Private Network) sin costo alguno, lo que lo hace bueno para navegar en incógnito, no tanto como TOR pero sí más rápido que éste.

Bien, pero ahora de lo que quiero escribir es de los complementos (addons) de Firefox que vuelven mejor y más rápida la navegación.

Para eliminar rastreos, scripts y publicidad recomiendo:

1 – Ublock Origin:  mejor que AdBlock Plus, más ligero y tan efectivo como aquél. Elimina casi completamente la publicidad de los sitios que visitamos.

2 – NoScript: sirve para bloquear los scripts, es muy efectivo, aunque bastante agresivo, con lo cual algunos sitios no “cargan” y se vuelve necesario dar un permiso temporal o agregar el sitio a una lista blanca. Es una verdadera lata y da ganas de desactivarlo, pero vale la pena conservarlo. Se puede poner en lista blanca cualquier sitio, hay que buscar la primera opción del listado de bloqueo.

3 – Disconnect: bloquea el rastreo, de una forma distinta de Ublock Origin y muy efectivamente. Lo descubrí hace poco y de verdad es eficaz, además de ligero. Para tener una idea de lo bueno que es, es usado por defecto en el navegador TOR. En realidad hay un par de filtros (“de terceros”) de Disconnect que se pueden activar en Ublock O., por lo cual instalar el plugin no es estrictamente necesario.

4 – Decentraleyes: previene el rastreo de una manera distinta de los otros complementos.

Estos cuatro complementos trabajan juntos y no sólo eliminan las molestias del bombardeo continuo de publicidad y las fallas de privacidad, sino que aceleran notablemente la navegación, ya que Firefox no tiene que esperar comunicaciones innecesarias y cargar elementos inútiles. Si se quiere añadir aun más privacidad, se puede instalar el complemento Windscribe, que es un VPN gratuito (pero es bloqueado por algunos sitios, además es capado a 10 GB por mes). Hay otras opciones, por ejemplo HotspotShield, que es también gratuito y a diferencia de Windscribe, no tiene límite de ancho de banda, pero es más lento y tiene bugs, como el de poner las páginas de búsqueda en arabe (!). Otro servicio bueno (aun mejor que los dos arriba mencionados) sería Betternet, pero el plugin por el momento no funciona en Firefox.  Hoxx VPN es tambien excelente, super rápido, pero hay que cambiar manualmente la DNS (google o OpenDNS) en cada red wifi a la cual nos conectamos, porque -al no tener un DNS propio- provoca filtración o “leak” (aun con WebRTC desconectado). Hay varios servicios de VPN pues, es cuestión de explorar y revisar cuidadosamente las reviews. En cuanto tenga tiempo y ganas, abro una página solo para los servicios de VPS y las DNS.

Conviene también instalar el pequeño complemento Disable WebRTC, que evita los “leaks” de la IP. En realidad Ublock Origin tiene ya incorporada la opción de deshabilitar WebRTC, pero no siempre funciona, es más seguro instalar el plugin (recordarse de ponerlo en “persistence”, de manera que no se resetee cada vez que se reinicia Firefox). Además, hay que tener en cuenta que la navegación via VPN es un poco más lenta que la “normal”, aunque no se siente casi la diferencia si el VPN provider es bueno.  Para detectar si la localización de la IP ha sido eficazmente modificada por el VPN, y si WebRTC no causa problemas de “leaking”, se puede comprobar en este sitio: https://www.browserleaks.com/webrtc

Para mejorar el aspecto visual de Firefox yo uso:

1 – Classic Theme Restorer: restaura las viejas ventanas de forma rectangular.

2 – Hide Caption Titlebar Plus: lo mejor de esto es que “rebaja” el espesor de la barra de arriba, con lo cual se gana más espacio para las páginas. Tiene un montón de opciones de configuración.

3 – Tabscope: un pequeño complemento que agrega la previsualización de las pestañas abiertas. No es realmente necesario y últimamente ya no lo uso.

4 – Nosquint Plus: sirve para fijar el zoom predefinido para todo el navegador o para sitios especificos. Yo lo tengo permanentemente fijado en 115% o 120% para solo texto, y 100% o 105% para contenido general, dependiendo del tamaño de la pantalla. Además, para algunos sitios ajusto el tamaño ad hoc, y para las páginas de búsqueda de google cambio el fondo blanco con un color tenue azulado o beige.

Además de estos complementos uso (pero no tanto) el calendario de google, que se puede sincronizar entre diversos aparatos: celular, tablet, laptop y compu de escritorio.

Antes usaba también otro complemento bastante útil: Reader. Sirve para convertir los artículos de las páginas (no los sitios completos) en un formato personalizado “de lectura” eliminando cualquier elemento que no sean el texto y las imágenes que vienen con éste. Es muy útil, pero desde que Firefox agregó un “modo de lectura” por defecto en la barra de direcciones (un pequeño libro estilizado gris que se vuelve naranja cuando se activa el modo de lectura) el complemento Reader se vuelve innecesario. Se puede aun agregar, si se quiere, ya que personaliza la página de una manera un poco diferente del “modo de lectura” de Firefox, y con más opciones, pero ya no es indispensable. Más bien yo recomiendo Better Reader, que agrega algunas funciones más al “modo de lectura” nativo de Firefox: a mí me parece útil sobre todo el aumento de la anchura del texto, que permite ocupar mejor la página. Además, ya que en algunas páginas no aparece el ícono de Reader, conviene agregar el pequeño complemento “Activate Reader View”, que “fuerza” la página a entrar en modo de lectura.

Dos complementos útiles para descargas son: Video DownloadHelper (para descargar videos),  y DownThemAll! (para acelerar la descarga de archivos). Ambos son bastante útiles. El primero se activa cuando en la página aparece algún video y ofrece un modo fácil de descargarlo. El segundo acelera las descargas de cualquier archivo, además permite reanudarlas si por algún motivo se interrumpen.

Para gestionar las claves de acceso a los sitios y servicios de internet, se puede instalar LastPass, con el cual tendremos sólamente que recordar una clave maestra, el resto es aplicado automáticamente cuando abrimos un sitio o solicitamos un servicio.

Ah, faltaba el tema personalizado, siempre pongo uno para volver más “bonita” la barra superior.

No es recomendable agregar demasiados complementos porque terminan ralentizando el navegador. Pero con los que acabo de señalar, la navegación es bastante expedita, especialmente si se usa Linux como sistema operativo. Además, como buena práctica, hay que dejar abiertas sólo pocas pestañas, yo tengo generalmente 3 o 4 pestañas abiertas simultáneamente, y esto basta. Adicionalmente, para velocizar la resolución de dominios de la red, cambiar los DNS servers para ipv4 que vienen por defecto, con los de Google8.8.8.8  y   8.8.4.4 , que son más rápidos (se ganan milisegundos pero algo se gana). Hice un test y resulta que en México las direcciones DNS de OpenDNS son aun más rápidas que las de google: 208.67.220.220   y   208.67.222.222 (ver: https://es.wikipedia.org/wiki/OpenDNS).

En fin, los motores de búsqueda: yo por comodidad uso Google, que es realmente espléndido, pero no muy recomendable para cuidar a la privacidad. Una buena alternativa es DuckDuckGo, que aparte del nombre chistoso, es un motor de búsqueda excelente que evita el rastreo durante las búsquedas. Pero, la verdad, Google es más cómodo.

Como última observación: también Chrome es buen navegador y tiene extensiones útiles. Es menos comprometido con la privacidad del usuario, pero se integra bien con todos los servicios de google, además es un poco más rápido que Firefox (aunque consume más RAM). Las extensiones que se pueden usar convenientemente son:  Ublock Origin, Disconnect, WebRTC leak prevent (activar la opción disable non-proxied UDP), Windscribe (u otro servicio VPN) y Read Mode (similar al que tiene Firefox).  En general Chrome tiene menos extensiones y complementos de Firefox, pero tiene un buen, y casi todos los importantes están. Opera Developer, basada en Chrome, también es buena opción, además viene con su VPN gratuito incorporado.

—update 25 de noviembre 2016—

Después de experimentar y medir más el impacto sobre el sistema y la usabilidad de varios complementos, tengo más observaciones:

1 – para medir el desempeño de los complementos, hay que digitar en la barra de búsqueda:  about:performance

2 – el uso de VPN tiene que limitarse a cuando sea realmente necesario para el anonimato: redes públicas o actividad “sensible” en internet. Porque sí tienen un impacto (no positivo) en uso de recursos y en velocidad.

3 – Noscript es demasiado fastidioso y consume recursos. Mejor desactivarlo. En su lugar se puede instalar “Toggle Javascript”, que viene con un simple botón para activar/desactivar Javascript. Yo lo dejo normalmente activado (Javascript activado, en color verde) y marco desactivar (color rojo) cuando el sitio se vuelve un fastidio con ventanas emergentes.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

SparkyLinux

En un momento de aburrimiento ayer decidí instalar una nueva distro de Linux que tenía tiempo de querer probar. La instalé en un pequeño computer bastante viejo, con procesador Atom y 2GB de RAM. Aun es usable, aunque no es veloz ni potente para los estándares actuales. De todos modos, nada se pierde en poner en uso una vieja computadora, al contario…
¿Qué es SparkyLinux? Es una distro derivativa de Debian Testing, lo que quiere decir que es “rolling”: se actualiza continuamente y nunca necesita reinstalación para pasar a una nueva “release”. Por ello se dice “rolling release”.
SparkyLinux fue lanzada hace varios años por un grupo de desarrolladores polacos y ha tenido desde entonces una buena popularidad. Viene con diversos entornos de escritorio: Mate, Enlightement, LXDE, KDE, Xfce y otros. Yo escogí Xfce. Como siempre, grabé la iso en una memoria USB (normalmente uso Unetbootin) y arranqué la compu para que comenzara la instalación.
La instalación es aparentemente sencilla, pero tiene algunas trampas, por ejemplo no es clara sobre la asignación del directprio raíz ( / ), yo lo puse en sda1, y resulta que no, que era necesario ponerlo en sda. Total, cuando se terminó la instalación el sistema no arrancó. Tuve que ir a buscar mi disco “Repair” (un disco con una versión ad hoc de Lubuntu 12.04) y arreglar el grub. Una vez arreglado éste, el sistema arrancó sin problemas.
El escritorio es bonito, un Xfce casi puro (a diferencia del Xfce de Mint), con íconos “flat”. Tuve que retocar y agregar varias cosas que no venían por default: por ejemplo el teclado no era reconocido durante el arranque, tuve que palomear la opción en el gestor de arranque “LightDM”. Algunas teclas no funcionaban, tuve que asignarle yo la función: la tecla del menu Whisker, y la tecla para imprimir la pantalla. Pocas cosas en realidad….

Al gestor de archivos Thunar le agregué la función de abrir carpetas como root. Instalé Inxi, Pinta y Bleachbit, además de varias fonts adicionales. Cambié las fonts del sistema de Sans a Source Sans Pro (mucho mejor), y los íconos “flat” con los íconos Faenza Cupertino (de color azul, y más “tradicionales”), y arreglé algunos elementos visuales (ventanas con compositor activado, con transparencias, reloj con fuente más grande), fuentes con antialiasing activado. Además, activé Conky en la versión estándar de SparkyLinux. Este es el resultado:

Captura de pantalla_2016-07-25_20-13-28 small.png

El escritorio así me gusta. Es sencillo, un poco espartano, eficiente y bonito.

Sparky es una distro ligera y veloz. Tardó un poco más de lo “normal” en instalarse, pero luego corre rápida y es muy responsiva aun en una máquina tan poco potente como la mía. Consume poco recursos: la versión Xfce 32bit que instalé se parece a Lubuntu en este aspecto. Pero Xfce es superior a LXDE, en mi humilde opinión (IMHO).

Los requisitos mínimos de instalación en el sitio de Sparky son éstos:

  • CPU i686 / amd64
  • RAM memory:
    • 256 MB – LXDE, LXQt, Openbox
    • 512 MB – MATE, Xfce
    • 768 MB – KDE
    • 128 MB – CLI Edition
  • 512 MB SWAP partition or bigger
  • Hard or USB drive:
    • 5 GB – 10 GB recommended (all editions)
    • 15 GB – 30 GB recommended (GameOver/Multimedia)
    • 2 GB (CLI edition)
  • an optical drive (CD/DVD) or USB port

Lo que nos da una buena indicación del impacto de la distro. En cuanto a la RAM, en idle va sobre los 200MB, cantidad muy razonable y bastante frugal. El espacio ocupado en el disco duro (después de instalar varias cosas más) es de sólo 5GB.

El mantenimiento es sencillo. En el menu hay una opción de “System Upgrade” que se puede activar periodicamente para recibir las actualizaciones. La primera actualización después de instalar el sistema fue muy lenta, tardó cuatro horas en bajar con un cable ethernet, lo que es desesperadamente lenta. Tal vez los repositorios de Debian estaban saturados, no se, espero que la próxima sea más rápida.

Para instalar software hay dos programitas: Aptus y Aptus-Extra, donde se puede escoger entre un listado. Pero lo más familiar y conveniente sigue siendo Synaptic, que funciona muy bien. Sparky es muy actualizado (siendo Debian Testing) ya viene con el kernel 4.6. Lo único dudoso es que Firefox (navegador default) viene en la versión ESR, que en este momento marca 45 en lugar de 47. Es decir, se está usando una versión “corporativa” que es un poco más vieja que la versión estándar, quien sabe porqué.

Por lo demás todo funciona perfectamente, el sistema es estable y muy usable para trabajar. Hay LibreOffice 5 y cantidad de programas ya preinstalados. En suma, una distro recomendable, especialmente para PCs y laptops viejas y poco potentes.

Un pero que le pongo es que el forum de Sparky parece poco activo. Especialmente para quienes están acostumbrados al hervidero de actividad de los forum de Debian, Ubuntu y Mint.

 

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Live Linux USB con persistencia

Desde hace años quería hacer una instalación Linux “portable” en una memoria USB, pero nunca tuve tiempo y ganas de ponerme a buscar. En realidad no es tan difícil, sólo hay que dedicarle un poco de tiempo y paciencia.

¿Para qué sirve un sistema operativo portátil? Para ir cargando con una simple memoria USB y poder trabajar con el SO favorito en cualquier computadora. Por ejemplo la computadora de un amigo prestada, o la de una oficina o de un hotel. Es muy conveniente para la privacidad (toda la actividad que uno hace en computadora ajena se queda en la memoria, no deja ninguna huella) y para la comodidad de tener el SO y escritorio favorito para trabajar.

Bien, para no hacer el cuento largo. Primero hay que elegir cuál distro instalar en la memoria. Yo probé varias, algunas no me funcionaron o no me gustaron. La distro tiene que ser ligera para no ocupar demasiado espacio en la memoria, y para ser lo más responsiva posible. Hay distro como Puppy Linux y Porteus que son construidas especificamente para ser portátiles. Puppy no me gusta, así queda descartada. Probé Porteus: una elegante distro basada en Slackware, con diferentes escritorios para escoger. Yo probé con Xfce y me gustó, pero, lamentablemente, no me reconoció el touchpad de una laptop donde la probé.

Intenté con Peppermint 7 y me funcionó todo. Bonita distro, aun si se usa como SO permanente. Tiene escritorio híbrido LXDE-Xfce, es ligera y elegante. Yo la usaría como SO principal pero Linux Mint (Cinnamon o Xfce) me tiene cautivado y no pienso cambiar por el momento.

Vamos por lo fácil, sin rompernos la cabeza con oscuros comandos en el terminal. Ahora, lo que hay que hacer es bajar la ISO de Peppermint ( https://peppermintos.com/guide/downloading/ ) (Yo escogí la de 64bit) . Luego (desde un PC corriendo Linux) instalar Unetbootin. Este pequeño programa formatea la memoria USB (en FAT32), instala la distro de preferencia y asigna una cantidad de espacio para la persistencia. Todo con pasos muy sencillos, el programa permite elegir la memoria a formatear, elegir la ISO para instalar y elegir la cantidad de megas que se quiere asignar para persistencia. ¿Qué diablos es la persistencia? Es la posibilidad para el SO “Live” de guardar modificaciones entre un arranque y otro. De otra manera se reiniciaría siempre sin modificar, se perdería todo lo que uno ha hecho durante una sesión.

Dependiendo del tamaño de la memoria (la mía es de 8GB), es recomendable asignar de un mínimo de 1GB a un máximo de 4GB. El área de persistencia viene en la forma de un archivo llamado casper-rw  , el cual no puede ser mayor de 4GB porque este es el máximo permitido por el sistema FAT32. Pero es mucho espacio y para mí es suficiente. Hay una segunda opción para tener más espacio, que es la de crear una partición con formato ext4 del tamaño que se quiera, y nombrarla casper-rw. El SO reconocerá esta partición como alternativa válida para grabar las modificaciones, si se elimina el file casper-rw. El particionado se puede hacer con GParted.

Bien, ahora tenemos la memoria con el SO instalado y el área de persistencia. Pero aun falta un paso más. Hay que modificar dos archivos: /boot/grub/grub.cfg   y   /isolinux/txt.cfg

Para hacerlo, se puede seguir este tutorial desde el punto 5: https://usbubuntu.wordpress.com/make-it-persistent/

Si la distro no es Ubuntu, es suficiente cambiar los nombres donde aparece “Ubuntu” con el nombre de nuestra distro (se puede controlar el nombre de estos files en la memoria USB). Siempre que pertenezca a la familia de Debian, no se si funciona con otras familias de Linux.

Un tercer archivo se tiene que modificar en algunos casos, para poder ver el menú completo de arranque del SO: /isolinux/isolinux.cfg   En mi caso, no fue necesario, ya estaba como “debería estar”.

¡Y es todo!

Es suficiente probar con cualquier computadora: primero entrar al Bios/UEFI y modificar la sequencia de arranque para dar prioridad a los dispositivos USB. Luego arrancar la compu (de ser necesario, usar la tecla F2, Supr, F12 o la que sea durante el arranque para entrar al selector), y esperar que cargue la distro. El SO se inicia en modo de persistencia, pero aun puede ser usado para instalarse en cualquier disco duro o SSD de forma permanente, si se prefiere. Aun sigue funcionando como distro “Live”. Peppermint 7 es rápido cargando desde la USB y trabajando con la memoria RAM: casi tan responsivo como si estuviera instalado en el disco. Yo instalé Libreoffice Writer y algunos programas de uso frequente, como Pinta. 4GB de espacio son más que suficientes para todo o casi.

En fin, misión cumplida.

Aquí una captura de pantalla de Peppermint 7 en mi PC principal:

Screenshot_2016-07-08_23:34:53

 

 

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Repetidor de Wifi

La señal de Wifi puede deteriorarse en un edificio debido a las interferencias: con otras redes Wifi que usan los mismos canales, y con aparatos como los teléfonos inalámbricos.

En mi estudio no me llegaba bien la señal a pesar de que mi escritorio está a sólo pocos metros del modem principal. Pero hay de por medio tres paredes y un teléfono inalámbrico. Además varias redes de vecinos son bastante intensas e interfieren con la mía. De este modo la señal llegaba muy deteriorada a mi receptor Wifi (mi PC principal de mesa). Una solución provisional era la de conectar con cable ethernet el modem al PC, pero era poco práctica, ya que había que dejar un cable extendido en el piso a lo largo de un pasillo y dos habitaciones, con el riesgo de tropezar continuamente.

Finalmente, me decidí por comprar un repetidor de señal de Wifi, que amplifica la señal desde el modem. Un breve recorrido por Ebay y encontré este modelo por solo 200 pesos aprox. Envío gratis desde Hong Kong (pero se tarda dos meses en llegar).

repetidor

Las instrucciones son bastante claras. Hay que “dar de alta” una red abriendo un link en internet, a través del navegador, y poner allí los datos de la red de preferencia con la clave correspondiente.

Bien, para no hacer el cuento largo. El repetidor, aunque barato, funciona bien, capta la señal y la amplifica, pero no elimina las interferencias, más bien crea otras duplicando la señal. En efecto la red doméstica aparece duplicada: una amplificada con entre 90 y 100% de intensidad, la otra sin amplificar, con entre 47 y 55%. Todo bien entonces? ¡No! La señal efectivamente aparece más fuerte, pero el ancho de banda disminuye, y la señal misma es inestable (tiende a desconectarse). Hice varias pruebas con speedtest para comprobarlo. No es funcional. Y la situación no cambia moviendo el repetidor de un lado al otro del cuarto.

En fin, decidí probar como última opción la de cablear con ethernet desde el repetidor al PC, excluyendo completamente la transmisión inalámbrica. Y funcionó! Sin modificar ningún parámetro (los datos de la red ya estaba grabados en el repetidor). El repetidor capta la señal vía inalámbrica desde el modem, y la reenvía por cable a la computadora.

En suma, si las interferencias inalámbrica son fuertes, la conexión ethernet puede resolver el problema. Por lo menos, me lo resolvió a mí.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Midori, Firefox, Slimjet

¿Qué navegador usar para la red? Hay muchas opciones para diferentes exigencias y gustos. Depende también del hardware: cantidad de RAM, potencia del procesador, velocidad de la conexión a internet, etc.

Tengo tres navegadores para recomendar, para diversos usos y diferente hardware:

1 – Midori: para computadoras / laptops realmente muy viejas y con poca RAM. Es un navegador extremadamente ligero, pero con un buen aspecto y las funciones esenciales. Usa poca memoria y es bastante estable. No intenta usar la GPU de la computadora, así es la opción más segura para evitar conflictos relacionados con las gráficas. Las GPU más viejas suelen crear problemas en otros navegadores cuando está seleccionada la opción de “aceleración de hardware”. Un problema con este navegador es que no es compatible con muchas páginas de internet, por ejemplo no abre bien Gmail. Midori se puede descargar directamente de Synaptic o de la terminal: está en los repositorios de Debian y de Ubuntu/Mint.

2 – Firefox: para computadoras / laptops con especificaciones no tan viejas y medianamente potentes. Es mi opción estándar por su estabilidad, su nivel de seguridad, por la compatibilidad total con todos los sitios de la red, y por su inmenso número de extensiones. Ocupa menos memoria RAM que Chrome y es muy estable. No voy a gastar más palabras: Firefox es el rey de los navegadores. Es el navegador por defecto en muchas distribuciones de Linux, y se puede descargar directamente de Synaptic o de la terminal: está en los repositorios de Debian y de Ubuntu/Mint.

3 – Slimjet. Es un “fork” de Chromium (la versión “libre” de Chrome), está disponible para Linux desde el sitio http://www.slimjet.com/es/   como archivo .deb  o  tar.xz   Es reciente pero completo y perfectamente funcional. Consume relativamente pocos recursos (un poco más que Midori, pero un poco menos que Chrome, aproximadamente lo mismo que Chromium y un poco más que Firefox *), es estable, carga las páginas rápido y tiene algunos agregados útiles, por ejemplo un adblocker incorporado, y un turbo downloader. Es muy configurable (tiene una cantidad de opciones, sobre todo para la privacy), y además es totalmente compatible con las extensiones de Chrome. Lo recomiendo como alternativa a Firefox, especialmente cuando la RAM no es mucha. Es más rápido que Firefox en cargar las páginas, y maneja bien la RAM: la versión 32bit consume menos que Firefox, mientras que la de 64bit consume un poco más (así que la primera es recomendable para computadoras con poca RAM). No es open source, a pesar de que deriva de Chromium, pero no estorba con publicidad ni nada y es seguro para la privacy. Corre perfectamente en Linux. Para SSDs y discos pequeños, hay que considerar que crea muchos archivos de cache, como Chrome. Para enviar la cache a la RAM, hay que editar el lanzador del programa en el menu (y en el escritorio), agregando después de la dirección de comando del lanzador: –disk-cache-dir=”/tmp/ram/”   O bien entrar en Configuración –>Cache options–>custom cache directory–> (y agregar)  /tmp/ram/    Pero tener en cuenta que así aumenta notablemente el uso de la RAM, lo que afecta a equipos que tienen poca.

[* Después de probarlo por un par de semanas, veo que consume constantemente más RAM que Firefox, aunque es notablemente más rapido en abrir las páginas. Esto vale para la versión de 64bits, ya que la de 32bits es mucho más frugal en el uso de la RAM]

4 – Hay otros navegadores buenos, como Chrome (solo si se dispone de RAM suficente), Chromium, Opera y Vivaldi. Chrome es indispensable para ver Netflix y no es mal navegador pero es un devorador de RAM, y poco atento a la privacy. En fin, a mi parecer Midori, Firefox y Slimjet cubren la mayoría de las exigencias para diferentes usuarios y contextos.  Ojo, desde 2016 Chrome ya no soporta Linux 32bits (es necesario pasarse a Chromium o Slimjet).

Aquí una captura de pantalla de Slimjet:

Captura de pantalla_2016-03-08_20-32-30

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario