Live Linux USB con persistencia

Desde hace años quería hacer una instalación Linux “portable” en una memoria USB, pero nunca tuve tiempo y ganas de ponerme a buscar. En realidad no es tan difícil, sólo hay que dedicarle un poco de tiempo y paciencia.

¿Para qué sirve un sistema operativo portátil? Para ir cargando con una simple memoria USB y poder trabajar con el SO favorito en cualquier computadora. Por ejemplo la computadora de un amigo prestada, o la de una oficina o de un hotel. Es muy conveniente para la privacidad (toda la actividad que uno hace en computadora ajena se queda en la memoria, no deja ninguna huella) y para la comodidad de tener el SO y escritorio favorito para trabajar.

Bien, para no hacer el cuento largo. Primero hay que elegir cuál distro instalar en la memoria. Yo probé varias, algunas no me funcionaron o no me gustaron. La distro tiene que ser ligera para no ocupar demasiado espacio en la memoria, y para ser lo más responsiva posible. Hay distro como Puppy Linux y Porteus que son construidas especificamente para ser portátiles. Puppy no me gusta, así queda descartada. Probé Porteus: una elegante distro basada en Slackware, con diferentes escritorios para escoger. Yo probé con Xfce y me gustó, pero, lamentablemente, no me reconoció el touchpad de una laptop donde la probé.

Intenté con Peppermint 7 y me funcionó todo. Bonita distro, aun si se usa como SO permanente. Tiene escritorio híbrido LXDE-Xfce, es ligera y elegante. Yo la usaría como SO principal pero Linux Mint (Cinnamon o Xfce) me tiene cautivado y no pienso cambiar por el momento.

Vamos por lo fácil, sin rompernos la cabeza con oscuros comandos en el terminal. Ahora, lo que hay que hacer es bajar la ISO de Peppermint ( https://peppermintos.com/guide/downloading/ ) (Yo escogí la de 64bit) . Luego (desde un PC corriendo Linux) instalar Unetbootin. Este pequeño programa formatea la memoria USB (en FAT32), instala la distro de preferencia y asigna una cantidad de espacio para la persistencia. Todo con pasos muy sencillos, el programa permite elegir la memoria a formatear, elegir la ISO para instalar y elegir la cantidad de megas que se quiere asignar para persistencia. ¿Qué diablos es la persistencia? Es la posibilidad para el SO “Live” de guardar modificaciones entre un arranque y otro. De otra manera se reiniciaría siempre sin modificar, se perdería todo lo que uno ha hecho durante una sesión.

Dependiendo del tamaño de la memoria (la mía es de 8GB), es recomendable asignar de un mínimo de 1GB a un máximo de 4GB. El área de persistencia viene en la forma de un archivo llamado casper-rw  , el cual no puede ser mayor de 4GB porque este es el máximo permitido por el sistema FAT32. Pero es mucho espacio y para mí es suficiente. Hay una segunda opción para tener más espacio, que es la de crear una partición con formato ext4 del tamaño que se quiera, y nombrarla casper-rw. El SO reconocerá esta partición como alternativa válida para grabar las modificaciones, si se elimina el file casper-rw. El particionado se puede hacer con GParted.

Bien, ahora tenemos la memoria con el SO instalado y el área de persistencia. Pero aun falta un paso más. Hay que modificar dos archivos: /boot/grub/grub.cfg   y   /isolinux/txt.cfg

Para hacerlo, se puede seguir este tutorial desde el punto 5: https://usbubuntu.wordpress.com/make-it-persistent/

Si la distro no es Ubuntu, es suficiente cambiar los nombres donde aparece “Ubuntu” con el nombre de nuestra distro (se puede controlar el nombre de estos files en la memoria USB). Siempre que pertenezca a la familia de Debian, no se si funciona con otras familias de Linux.

Un tercer archivo se tiene que modificar en algunos casos, para poder ver el menú completo de arranque del SO: /isolinux/isolinux.cfg   En mi caso, no fue necesario, ya estaba como “debería estar”.

¡Y es todo!

Es suficiente probar con cualquier computadora: primero entrar al Bios/UEFI y modificar la sequencia de arranque para dar prioridad a los dispositivos USB. Luego arrancar la compu (de ser necesario, usar la tecla F2, Supr, F12 o la que sea durante el arranque para entrar al selector), y esperar que cargue la distro. El SO se inicia en modo de persistencia, pero aun puede ser usado para instalarse en cualquier disco duro o SSD de forma permanente, si se prefiere. Aun sigue funcionando como distro “Live”. Peppermint 7 es rápido cargando desde la USB y trabajando con la memoria RAM: casi tan responsivo como si estuviera instalado en el disco. Yo instalé Libreoffice Writer y algunos programas de uso frequente, como Pinta. 4GB de espacio son más que suficientes para todo o casi.

En fin, misión cumplida.

Aquí una captura de pantalla de Peppermint 7 en mi PC principal:

Screenshot_2016-07-08_23:34:53

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s