Virtual Private Network (VPN)

Desde que Snowden hizo sus revelaciones sobre la seguridad en la red hubo en todo el mundo una carrera para proteger la privacidad y evadir el espionaje. Hay dos maneras básicas de navegar en internet con seguridad y anonimato: mediante la red TOR o mendiante una VPN. Dejando de un lado a TOR, que asegura una navegación completamente anónima y protegida, pero lenta, y bloqueada por algunos sitios, queda explorar la VPN.

La VPN, una vez activada en todo el sistema o en el navegador, encripta la información que enviamos y cambia el ip, canalizando nuestra actividad hacia servidores fuera de nuestro país. Gracias a la VPN nuestra “traza” es ofuscada y aparecemos como si estuvieramos navegando desde otra locación. Esto tiene múltiples beneficios: por ejemplo, nos “desbloquea” los límites regionales o del ISP para acceder a algunos sitios.

Generalmente las VPN son servicios de paga: hay que suscribirse y pagar una cuota mensual (como Netflix), aunque no es cara. Pero hay también servicios gratuitos, algunos buenos, otros menos buenos, y otros más, malos.

Hice una pequeña investigación sobre la calidad y las posibilidades de estas VPN gratuitas. Lo que buscaba era:

1 – que aseguraran realmente el anonimato (ocultación de IP y DNS, ningún rastro personal)

2 – que no bajaran excesivamente la velocidad de navegación y ancho de banda disponible

3 – que no tuviera un límite “capado” de uso demasiado bajo (mejor: ningún límite)

4 – que tuvieran una variedad de servidores, algunos de ellos preferiblemente en USA (la ubicación geográfica mejor para los servers VPN es cerca del país donde uno vive. Para México, es mejor que estén en USA o Canada).

5 – que fueran fáciles de instalar y mantener

6 – que fueran realmente gratuitos, sin “free trial” o cláusulas tramposas

No probé muchas, pero las VPN que me parece viables son:

1 – Windscribe.  Pro: gran velocidad, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox. Contra: tiene un “capado” de 10GB por mes, que se agotan en unas dos semanas de navegación continua relativamente normal. En suma, muy bueno, pero para usarse con moderación y prácticamente sólo cuando sea realmente necesario.

2 – HotspotShield.  Pro: veloz, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, ningún límite de datos, no necesita suscripción.  Contra: tiene algunos bugs, y tiene publicidad.

3 – Betternet.  Pro: relativamente veloz, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, ningún límite de datos, no necesita suscripción. Contra: tiene publicidad (pero es poca y se puede bloquear con un adblocker)

4 – Hoxx VPN.  Pro: gran velocidad, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, generoso límite de datos, sin publicidad. Contra: hay que cambiar manualmente los DNS (a Google o OpenDNS) porque no tiene. Además tiene un límite diario de 1,5GB de tráfico, es decir, no conviene usarlo para descargas, aunque se puede usar diariamente para navegar ya que el límite es alto. Sus servers tienden a saturarse en horas pico.

5 – SetupVPN.  Similar a Hoxx VPN. Su sede principal es en Bulgaria. Pro: buena velocidad, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, ningún límite de datos. Contra: “olvida” el usuario y la password, y siempre la pide para iniciar.

6 – Browsec VPN. Su sede principal es en Rusia. Pro:  gran velocidad, varios servers, fácil de instalar, plugin para Firefox, sin límites de datos, sin publicidad y no necesita suscripción. Contra: en Firefox no tiene opciones para seleccionar el server, lo establece automáticamente (es Estados Unidos por defecto, para México). Tiene una política de privacidad vaga y dudosa, así que probablemente no conviene para visitar sitios particularmente “sensibles”. Además se activa automáticamente al abrir FF, lo cual no es conveniente.

Seguiré explorando. Por el momento, estas son las opciones recomendables. Actualmente estoy usando más Hoxx VPN.

Como observación adicional: el uso de la VPN, si esta es buena, puede incluso acelerar la internet, en lugar de ralentizarla. Hice unas mediciones con una de estas VPN gratuitas, y efectivamente una de ellas presenta velocidades superiores a las que se obtienen con la configuración estándar del ISP. Esto puede ser ocasionado por dos motivos: la menor congestión de los servers VPN, o la eliminación del “capado” que algunos ISPs ponen a las actividades en red (o ambas cosas). Aunque cuesta creerlo (así de maligno es el capitalismo) los proveedores de servicios de internet (ISPs) monitorean el tráfico de los usuario y “ralentizan” sus actividades que no les convienen, como las descargas y el streaming. Para hacer esto usan programas de monitoreo, que pueden ser engañados si la información pasa de forma encriptada, volviendose así indecifrable.

Las velocidades de navegación pueden variar entre las diversas VPN. Las dos más rápidas que medí, por el momento, son Hoxx y Windscribe. La primera -con wifi- tiene una velocidad de descarga cercana a la máxima contratada con el ISP: 47.54MB (sobre 50MB), mientras que la segunda alcanza 26.36. Las velocidades de subida varían poco. Aunque no hice mediciones, también Browsec es rápida.

Para evadir las limitaciones de tráfico (diario o mensual) en algunas VPN gratuitas, se puede instalar más de una y alternar: cuando una esté cerca de alcanzar su límite o ya lo hubiera alcanzado, se puede pasar a la otra VPN. Total, si no están activas, no consumen recursos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s